jueves, 12 de marzo de 2009

Rincones de Autol: Los Juanes con Horcerias

Hay un rincón de Autol al que le tengo especial cariño por los recuerdos que me trae.
Se trata de la calle de los Juanes. En ella vivía mi abuela Luciana. La mujer se dedicaba a vender CAL, cuando todavía se blanqueaban las casas del pueblo.
De muy jovencitos, los chavales del barrio, nos juntábamos en la plazuela que hay entre la calle horcerías y la de los Juanes para jugar a todo tipo de juegos: "a Pistoleros, a las cartas, al escondite, al chugo media manga manga entera, ...".
Y desde esa plazuela, presidiendolo todo si alzabas la vista, encontrabas a la majestuosa torre y su reloj indicando que faltaban diez minutos para la hora de comer.
Por las mañanas nos servía a los niños como lugar de juego y trastadas, por la tarde-noche la calle se convertía en la zona de tertulia de todo el barrio. Los vecinos salían a tomar la fresca (como en muchas otras calles de Autol) y estaban hasta las dos de la mañana charlando sobre cualquier tema.
Desconozco si la costumbre se sigue manteniendo, pero me temo que ya no. Poco a poco han ido desapareciendo las vecinas que animaban los corrillos: La Luisa, La Vicenta, La Luciana, el Esaú, El Jesús el gato, y tantos otros. Pero a los que hemos sido niños y nos hemos criado en ese ambiente y costumbres siempre nos quedará el recuerdo del barrio y la cercanía de todos sus vecinos que en otro tiempo se convirtieron en nuestra segunda familia.

Subimos unas fotos de la vista de la calle de los Juanes desde lo alto de la calle.



1 comentario:

  1. Estas fotos reflejan muy bien como esta ahora el pueblo, abandonado como tu dices tantos recuerdos y tan felices que fuimos todos alli al verlas me da tristeza de la realidad que se vive en el pueblo.ALGO SE TENDRA QUE HACER.

    ResponderEliminar