viernes, 19 de junio de 2009

La Era del Señor y la bodega de la Luciana


Aunque ya le hemos dedicado algún post previo a la Era del Señor, si queremos hablar de rincones con cierto encanto no podemos dejar de dedicarle un artículo un poco más amplio a este rincón del pueblo de Autol.
Situado en lo alto del pueblo, la Era del señor ha tenido múltiples aspectos a lo largo de los años.
El nombre le viene de la dependiencia que esta era tuvo inicialmente del Señor feudal de Autol. Su proximidad al Castillo hizo que fuese el lugar escogido por el Conde y posteriores señores de Autol para llevar a cabo las tareas propias tras la siega del trigo.
Hace mucho tiempo (ya sólo se acuerdan de ello los más mayores), se utilizaba la era para su cometido: trillar el cereal para separar la paja del grano. Al estar situada en lo alto del pueblo corría bastante aire y facilitaba el trabajo manual de la criba.

El paso de los años y el crecimiento del pueblo hicieron que la Era empezase a poblarse con casas que poco a poco la fueron "cercando" y reduciendo su uso agrícola a un abrevadero para las caballerías que iban o venían del campo pasando por ahí. Recuerdo a mi abuelo subiendo al macho a beber al pilón, que por cierto tras alguna reforma y una capa de pintura tiene el aspecto que subimos hoy en las fotos.
De nuevo el tiempo y el progreso hizo que las caballerías desapareciesen y con ellas el uso práctico de los "pilones". Aunque hoy existe la fuente, lo cierto es que su uso prácticamente el ornamental, aunque de vez en cuando el Real Madrid gana algún título y los seguidores catones de este equipo suben a la fuente a celebrarlo.

En la Era del Señor de Autol también hay casas que tienen un encanto especial.
En concreto hay una que se restauró hace no muchos años dedicada a una ilustre catona: "La Luciana".
La Luciana fue una admirable catona que como a muchos mayores de Autol le tocó vivir años difíciles de guerras y hambruna pero que con esfuerzo, tesón y decisión supo sacar adelante a su familia. La Luciana vendía cal en la calle de los Juanes. Y es que hasta hace unos años, las casas del casco viejo se blanqueaban utilizando cal (otra sana costumbre que se ha ido olvidando a medida que el pueblo se ha mudado a los pisos nuevos que ya no requieren de blanqueo alguno).

Subimos también algún detalle de la casa de la Luciana que sirvió durante muchos años de corral y bodega y que hoy luce con un aspecto fantástico en la Era del Señor.

El Pilón de la Era del Señor:




La antigua bodega de la Luciana:


2 comentarios: